En el tradicional barrio Villa Morra donde aún convive el recuerdo de la tranquila vida residencial con el pujante movimiento comercial decidimos plantear una torre que busca ser un “conjunto de casas” que mediante materiales nobles y tradicionales como el ladrillo y el hormigón logra insertarse armónicamente en en su entorno.